Just another WordPress.com site

Las Constelaciones

Las constelaciones

Las antiguas civilizaciones sugirieron formas y figuras en el cielo para identificar la distribución observada de las estrellas; esas formas fueron tanto de animales y seres mitológicos, como de objetos de uso cotidiano. Se las llamó constelaciones y actualmente resultan un esquema útil para delimitar una zona del cielo.
Hoy se consideran 88 constelaciones, es decir, la bóveda celeste se ha subdividido en 88 sectores definidos; a cada una le corresponde una determinada región del cielo: hay constelaciones visibles desde ambos hemisferios de la Tierra y otras observables sólo desde uno de ellos.
Entre las constelaciones más conocidas se hallan las que se encuentran proyectando el plano de la órbita de la Tierra sobre el fondo de las estrellas fijas: son las constelaciones del Zodíaco. Por fuera de la banda zodiacal, algunas muy conocidas son Cruz del Sur (visible desde nuestro hemisferio) y Osa Mayor (visible desde el hemisferio Norte), ya que las mismas permiten ubicar la posición de importantes puntos de referencia (polo sur y norte celestes, respectivamente).
La constelación que ocupa más superficie en la esfera celeste es la de Hydra (unos 1.303 grados2); contiene 68 estrellas visibles a simple vista. La Cruz del Sur, por su parte, es la constelación más pequeña.
Comúnmente se indica la posición de astros y de fenómenos astronómicos con respecto a la constelación donde aparecen. Por ejemplo “alfa Centauro” identifica la estrella más brillante de la constelación del Centauro.
Denominar la estrella como “Alfa” es nombrar a la primera letra del alfabeto griego (); los astrónomos incorporaron la secuencia de este abecedario como una escala de brillos aparentes de las estrellas. Alfa () es la más luminosa, luego le sigue Beta (), y así consecutivamente. En general, las estrellas más luminosas también han recibido nombre propio, como Sirio ( Canis Majoris).
Cuando se trata de estrellas menos brillantes, en general son indicadas por un número, por ejemplo “35 Cefeo”. Por otra parte, si la estrella es variable (su brillo no es uniforme con el correr de los días) entonces lleva una o dos letras antes del nombre de la constelación a la cual pertenece (por ejemplo “RR Tauro”); algunas variables llevan un número luego de las letras.
El número total de estrellas que pueden observarse en todo el cielo en condiciones ideales de observación desde el nivel del mar, sin luz artificial y en una noche sin luna, alcanza hasta magnitud 6,5. Durante todo un año hay alrededor de 10.000 estrellas en esas condiciones; esto es sin considerar el efecto de abosorción atmosférica de la luz en las cercanías del horizonte. Desde un lugar elevado sobre la superficie terrestre, como una montaña a 2000 metros de altura el número puede ser varias veces mayor. Sin embargo, para un observador en un lugar dado no es posible ver todas las estrellas del cielo al mismo tiempo.
Debe considerarse la ubicación de ese observador en la superficie de la tierra; si estuviese ubicado en el ecuador terrestre vería muchas más estrellas que en cualquier otro lugar del globo, ya que alcanzaría a a ver todas las estrellas de los dos hemisferios celestes. Para cualquier otra latitud, sur o norte, muchas estrellas son permanentemente invisibles, y muchas otras, si bien aparecen sobre el horizonte, no son visibles por efecto de la absorción atmosférica.
Para un observador en una latitud intermedia (por ejemplo: =-30 grados), el número total de estrellas que se pueden ver a lo largo del año, hasta una magnitud límite de 5,5 , es de unas 2.000 estrellas; pero si consideramos un lugar no necesariamente de buena calidad de visualización, aunque con muy poca luz artificial, y con una magnitud límite de unas 4 magnitudes, el número de estrellas observables a lo largo del año no alcanza a unas 400.

Nombre oficial Traducción
Andromeda Andrómeda
Antlia Bomba de aire
Apus Ave del Paraíso
Aquila Águila
Ara Altar
Aries Carnero
Auriga Cochero
Boötes Boyero
Caelum Cincel
Camelopardus Jirafa
Cancer Cangrejo
Canes Venatici Perros de caza
Canis Maior Can mayor
Canis Minor Can menor
Capricornus Capricornio
Carina Quilla
Cassiopeia Casiopea
Centaurus Centauro
Cepheus Cefeo
Cetus Ballena
Chamaeleon Camaleón
Circinus Compases
Columba Paloma
Coma Berenices Cabellera de Berenice
Corona Australis Corona austral
Corona Borealis Corona boreal
Corvus Cuervo
Crater Copa
Crux Cruz del Sur
Cygnus Cisne
Delphinus Delfín
Dorado Pez espada
Draco Dragón
Equuleus Caballito
Eridanus Río
Fornax Horno
Gemini Gemelos
Grus Grulla
Hercules Hércules
Horologium Reloj
Hydra Hidra
Hydrus Serpiente de agua
Indus Indio
Lacerta Lagarto
Leo León
Leo Minor León menor
Lepus Liebre
Libra Balanza
Lupus Lobo
Lynx Lince
Lyra Lira
Mensa Mesa
Microscopium Microscopio
Monoceros Unicornio
Musca Mosca
Norma Escuadra
Octans Octante
Ophiuchus Serpentario u Ofiuco
Orion Orión (el Cazador)
Pavo Pavo real
Pegasus Pegaso
Perseus Perseo
Phoenix Fénix
Pictor Pintor
Pisces Peces
Piscis Austrinus Pez austral
Puppis Popa
Pyxis Brújula
Reticulum Retículo
Sagitta Flecha
Sagittarius Sagitario
Scorpius Escorpión
Sculptor Escultor
Scutum Escudo
Serpens Caput Serpiente (cabeza)
Serpens Cauda Serpiente (cola) Serpentis Ser
Sextans Sextante
Taurus Toro
Telescopium Telescopio
Triangulum Triángulo
Triangulum Australe Triángulo Austral
Tucana Tucán
Ursa Maior Osa Mayor
Ursa Minor Osa Menor
Vela Velas
Virgo Virgen
Volans Pez volador
Vulpecula Zorrilla

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Tag Cloud

%d bloggers like this: